Historia
<< Regresar a Historia

Auto de fundación

El General Alonso de León Gobernador y Capitán del presidio que por cuenta de Su Majestad está puesto en esta provincia de Coahuila y Nueva Extremadura. Por cuanto el Excelentísimo Conde de la Monclova Rey y Capitán Genera que fue de la Nueva España fue servido de proveerme en este oficio u por despacho separado que me mandó dar, me concedió la facultad para fundar una villa de treinta vecinos en esta dicha provincia para que se fuese extendiendo y ampliando, y habiendo para ella propuesto cerca de la Mesa que llaman de las Catujanes, se discurrió no ser conveniente por la distancia y otros inconvenientes, por lo cual el año pasado de ochenta y ocho elegí para la dicha fundación el pesto que llaman de la Boca de Nadadores por ser a propósito, y habiendo dado principio a su disposición (Precedimos a ver a Su Excelentísimo) y estando ya unos vecinos con escolta de soldados sacando una acequia para la dicha población y pobladas en el puesto algunas naciones de indios asentadas de paz estando en toda unión y asista con los españoles faltando por su natural inconstancia a ella de improviso, se levantaron y acometieron matando a dos de dichos vecinos y llevándose algunos caballos y ropa, de cuyo accidente repentino aviso a Su Excelentísima y me envió orden para que hiciese la población en la parte y lugar que conviene, en cuya virtud, fui agregado los vecinos y disponiendo los ánimos para dicha fundación, en cuyo intermedio Su Excelentísimo me envió orden precisa para que saliese con cien hombres al descubrimiento de la Bahía del Espíritu Santo y población de franceses que había en ella y la demora que hubo en prevención de materiales y otras cosas necesarias y buscar el pueblo más conveniente para dicha población, elegí para ella un llano acomodado, capaz, ameno y fértil, y que pasa el río de esta provincia su cercanía, y sacadas acequias para el uso del vecino y sus huertas, cuyo puesto está como en distancia de un cuarto de legua del pueblo de los indios naturales tlaxcaltecos que se intitula San Francisco de Coahuila, hacia la parte del sur que le rodean unas lomas bajas en el cual antes de salir a la dicha jornada señalé puerto para iglesia parroquial plaza y casa para mi vivienda y se quedó edificado dicha parroquia y di orden a los vecinos para que fueran disponiendo de materiales para fabricar sus casas, para que llegando que fuese de la dicha jornada se les repartiere a cada uno su solar en forma de ordenanza de que di cuenta al Excelentísimo Señor Conde de Galve Virrey y Capitán General de esta Nueva España, por haber sucedido en el gobierno ha dicho Señor Conde de la Monclova, y Su Excelentísimo fue servido de aprobar y confirmar todas las ordenes y disposiciones que me envió su antecesor y que por mediante la divina voluntad, tuvo feliz regreso dicha jornada y al presente esta esta provincia en riesgo y tranquilidad y que de proseguirse la dicha población de la dicha villa en esta parte se pueden conseguir muchas utilidades así los vecinos como al interés de su majestad por estar a distancia de ella poco más de una legua al Cerro de Mercado abundante de minas de plata ensayados sus metales y de razonables y poderse fundar a orillas del río, hacienda de beneficio de dichos metales con que habrá trato y comercio, y aumento en la población. Por tanto y ajustándome a la obligación del acierto que hice con Su Excelentísimo en nombre de la Real Majestad del Rey Don Carlos Segundo Nuestro Señor (que Dios guarde) y a nombre y Gloria de Dios Nuestro y de la Santísima Madre la Virgen María fundado en este dicho sitio y puesto la dicha villa de mi obligación y le pongo por nombre, y la intitulo la Villa de Santiago de la Monclova, y en el dicho real nombre doy entera jurisdicción civil y criminal, alto, y bajo, mero, mixto imperio, horca, cuchillo, y por límites y territorio lo que está dispuesto por reales ordenanzas de nuevas poblaciones a cuya disposición me apuesto, y por ejidos se señaló desde la loma que está hacia el norte para arriba, término de una legua, y por sitio para iglesia parroquial la parte donde está fabricada en estado de techarse en la capacidad que sea necesaria de cementerio y todo lo demás que se acostumbra, cuya puerta mira al sur este, y para casas de Cabildo señaló entre la dicha iglesia y casas que estoy fabricando de mi vivienda que son de esta parte del norte y por la plaza mayor cuadrada término de ciento y veinte caras por cada cuadra, y las calles se formarán en la manera que se acostumbra y porque es forzoso que para los gastos que se ofrecieran a la república en aderezos de casas de cabildo y otros útiles y necesarios se le señale propios, le aplico por tales propios una labor que está y calle hacia la parte del noreste de esta dicha villa que tendrá como tres caballerías de tierra con la saca de agua que tiene, que beneficiaban los solados, que está del camino que viene de la Villa del Saltillo para abajo, hasta lindar con tierras del pueblo de los tlaxcaltecas que tienen medido y terminado, y así mismo le señalo para propios diez sitios de ganado menor que ha de comenzar a correr sus medidas desde el ojo de agua que llaman de Pozuelos para de abajo de una banda y otra pata el cerro del mercado, para que la justicia y regimiento que se nombrase, arriende dicha labor y sitios por públicos pregones en quien más diere por ellos, y respecto aunque no están todos los vecinos congregados defiero al nombramiento de oficiales del dicho cabildo que mediante la divina voluntad se hará el primer día de enero del año que viene de mil seiscientos y noventa, y del mismo las demás ordenanzas y condiciones que convengan hacerse en favor de esta dicha villa, y al pie de este auto se pondrá copia y lista de los vecinos que están señalados para pobladores y que parezcan hacer el juramento necesario de que mantendrán su vecindad conforme su obligación y se hará libro de cabildo, poniendo por principio de este auto, y en cada un año las elecciones y demás autos que se ofrecieren hacerse en papel sellado competente de la destinación de cada año según pragmática de su majestad y en esta conformidad hice este auto de fundación para que en todo tiempo conste, y lo firmé con dos testigos de mi asistencia que lo fueron Juan Baptista Chapa, y don José Antonio Eca y Múzquiz, por no haber en esta provincia, ni en muchas leguas de distancia escribano público ni real fecho en esta dicha villa de Santiago de la Monclova, en doce días del mes de Agosto de mil seiscientos y nueve años. Alonso de León. María Juan Baptista Chapa. – Don Joseph Antonio de Eca y Múzquiz.


Referencia: FICHA: 2
FECHA: 8 Abril 1688 AMMVA, F.Colonial, C1 F2 E2 F27 P51
POBLACION: Saltillo
Copia del Acta de Fundación de la Villa de Santiago de la Monclova en la Provincia de Coahuila Nueva Extremadura, por Alonso de León y nombramiento de su primer Cabildo.

La copia fue elaborada el 22 de octubre de 1845 por disposición del Gobernador del Departamento de Coahuila